X
Ver

Compartir

Tipos de jugadores de Texas Hold’em

Tipos de jugadores Texas Holdem

Tipos de jugadores de Texas Hold’em

Por norma general existe una clasificación general de los estilos de juego de los jugadores. Cuando nos encontremos en un torneo es muy importante que consigamos colocar a todos nuestros rivales en una categoría determinada. En función del rango de manos que juega cada uno. Es muy importante conocer si nuestros rivales juegan muchas o pocas manos (loose/tigth) y el nivel de actividad que mantienen durante el desarrollo de la mano (agresivo/pasivo).

Existen varias clasificaciones muy usadas para catalogar el juego de nuestros rivales.

LOOSE-PASSIVE (LP, Calling Station)

Se trata de uno de los mejores rivales que uno se puede encontrar en la mesa. Si detectamos a uno de estos jugadores en esta mesa, nuestro principal objetivo debe ser quedarnos con sus fichas. Este tipo de jugador cree que cualquier par de cartas es susceptible de ser jugado y por lo tanto tratará de jugar todas las manos, igualando e igualando hasta que vea que difícil o casi imposible que pueda ganar la mano. Es un tipo de jugador al que no le verás hacer subidas o resubidas, pero que pagará muchas de las apuestas que tú realices sin importarle demasiado las probabilidades que le ofrezca la mano. Contra estos jugadores en muchos casos pierden sentido los faroles, ya que igualarán nuestra jugada aunque su mano sea mediocre. En principio son los mejores compañeros de mesa que te puedes encontrar, aunque algunas veces liguen cartas milagrosas.

Loose-aggressive (LAG)

Los rivales LAG son jugadores incómodos e impredecibles contra los que resulta mucho más complicado jugar en la mesa. Si además tienen un nivel avanzado, el juego se nos puede hacer muy cuesta arriba.

Se trata de jugadores que bajan considerablemente el nivel de fuerza de sus manos pre-flop. Juegan muchas manos y habitualmente apuestan y “resuben” las manos de otros jugadores. Les gusta llevar la iniciativa y suelen aprovechar las últimas posiciones o una posición favorable para presionar a sus rivales.

Estos jugadores intentan “asustar” a sus rivales obligándoles a retirar su manos a base de movimientos extraños o subidas de una cuantía importante.

Generalmente son jugadores que suelen encabezar los torneos en los primeros compases del juego, pero asumen un nivel de riesgo tan alto en cada jugada que no es extraño verlos abandonando la competición en los primeros puestos.

Tight-aggressive (TAG)

Se trata del tipo de jugadores más fuerte y sólido dentro del poker. Es un participante que no juega demasiadas manos, pero que cuando juega suele llevar la iniciativa de la mano. Le gusta mostrar gran fuerza en sus jugadas con movimientos como puede ser check /raise, con los que tratan de dominar a los jugadores más flojos.

Es un oponente muy peligroso que tiende a aprovechar cualquier situación que observe en la mesa para generar ventajas a su favor y así poder quitarle a sus rivales el mayor número posible de fichas.

Tigth-passive (TP o jugador roca)

Son jugadores muy fáciles de identificar porque son jugadores que esperan manos fuertes para entrar en juego. Son jugadores que no meterán grandes cantidades al bote y a los que no les gustan ni las manos especulativas, ni las jugadas espectaculares. Aunque son jugadores bastante predecibles, no es fácil sacarles las fichas.

Algunos profesionales del poker han intentado hacer sus propias categorías para clasificar a los jugadores. Dan Harrington, autor de la conocidísima serie de libros Harrington On Hold’em, ha intentado agruparlos en 3 únicas categorías.

CONSERVADOR

Se trata de un participante que interviene en muy pocas manos, ya que las cartas que necesita para entrar a los botes no le llegan muy a menudo. Cuando juega, normalmente es el favorito y sus rivales saben que la mayoría de las veces tendrán que mejorar su mano si quieren llevarse el bote.

Si no varían su juego, son fácilmente previsibles para sus rivales, que podrán adaptar su estrategia sin mucha dificultad para vencerles. La mayoría de los manuales recomienda este tipo de juego a los jugadores principiantes, ya que el jugador asume menos riesgos y hace más fácil la toma de decisiones.

AGRESIVO

Los jugadores agresivos tiene un rango muy amplio de cartas iniciales y mucho menos respeto por la posición que ocupan en cada jugada. Estos jugadores juegan muchas más manos e intentan robar muchos más botes. Son difíciles de leer y ganan más dinero con sus mejores manos.

El problema de estos jugadores es que deben asumir muchos más riesgos una vez se ven las cartas comunitarias, ya que por norma general juegan contra rangos más fuertes. Son jugadores que suelen experimentar fuertes fluctuaciones en su stack durante el torneo.

Para mantener un estilo agresivo en la mesa de poker es importante tener un nivel de juego muy elevado.

Superagresivo

Los superagresivos son jugadores que pueden entrar a la mano con cualquier par de cartas y desde cualquier posición. Esto les lleva a ver muchos más flops, sobre todo, si sus rivales no encarecen la mano preflop. Son jugadores muy difíciles de leer y a los que sus rivales suelen temer por sus continuos faroles y semifaroles. Practicar este estilo de juego requiere de una gran experiencia, capacidad de lectura, intuición, lectura e imaginación, es decir, un gran nivel de juego.



Buscar

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN TWITTER